Noticias

“Con las nuevas tecnologías la violencia hacia las mujeres se reproduce de maneras más sutiles”
3 diciembre, 2013
“La Iglesia ha utilizado el sexo y la política reproductiva como métodos de control, sobre todo de las mujeres”
31 diciembre, 2013
Mostrar todo

Euskadi, cada vez más lejos del 0,7% para cooperación


Las ONGD especializadas en salud Munduko Medikuak, Prosalus y Medicus Mundi hemos presentado en Vitoria-Gasteiz el Informe 2013 “La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria” . Dicho informe, muestra un descenso de la Ayuda Oficial al Desarrollo, AOD, por tercer año consecutivo. En lo que se refiere al Gobierno español, los recortes son casi de un 47% respecto a 2011. Un recorte desproporcionado frente al 30%, experimentado como promedio en los diferentes departamentos ministeriales. De esta forma, la AOD ejecutada en 2012 baja hasta niveles de hace más de una década. La caída es especialmente destacable en un sector prioritario como es la salud (60%).

Los datos de la cooperación descentralizada tampoco llaman al optimismo con una reducción presupuestaria respecto a 2010 del 40,6%. En algunas comunidades autónomas la cooperación se convierte en algo residual. La única que en los últimos años siguió manteniendo una tendencia creciente a destinar fondos para cooperación fue el País Vasco , con un aumento del 17,46% en 2012 (50.685.165 euros). Sin embargo, esta tendencia se puede romper especialmente en 2014 ya que el borrador de presupuestos presentado por el Ejecutivo vasco para 2014 incluye una partida de 35.126.630 euros para cooperación, lo que supone el 0,34% del total de dichos presupuestos; un porcentaje inferior al 0,45% de 2008 y el 0,35% de 2013. Este porcentaje implica el incumplimiento, un año más, de la Ley Vasca de Cooperación de 2007 que establece que el Gobierno vasco en 2012 ya debía destinar a solidaridad internacional el 0,7% de su presupuesto total. La aprobación de los recortes sitúa las políticas de cooperación del Gobierno vasco en niveles de 2006.

También se producen recortes en las diputaciones vascas , especialmente sangrantes en las de Bizkaia (que pasa del 0,61% en 2012 al 0,27% previsto en los presupuestos de 2014) y en Álava, donde apenas llegaría al 0,20%. Mientras, en Gipuzkoa pasaría del 0,60 al 0,52%.

En lo que respecta a los Ayuntamientos, subrayar que muchos de ellos, entre otros el de Vitoria-Gasteiz y el de Donostia-San Sebastián, firmaron los pactos contra la pobreza, comprometiéndose a destinar el 0’7% de sus presupuestos a cooperación; en el caso de la capital Gipuzkoa no se ha alcanzado dicho porcentaje pero existe el compromiso por parte del equipo de gobierno de realizar un esfuerzo para mantener la inversión (situada en el 0,48% del presupuesto total el año pasado).

Especialmente alarmante es la situación del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, una ciudad que ha sido pionera en el desarrollo de políticas de cooperación. El equipo de gobierno del PP pretende destinar a cooperación 166.000€, es decir, un 0,056% del presupuesto total. Si este municipio cumpliera su compromiso con el 0,7%, la partida sería de de 2.087.000 euros.

Si a la difícil situación que están atravesando las entidades locales añadimos los efectos que pueda provocar la aplicación de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, es fácil predecir que en breve asistiremos al desmantelamiento de la cooperación local, a la espera de que se determine la aplicación que va a tener en Euskadi.

Se trata de una mala noticia, ya que la cooperación local tiene unas características únicas, al ser instituciones más cercanas a la sociedad, y por consiguiente más abiertas y participativas. Además suelen trabajar en pequeños nichos de pobreza que quedan fuera de las grandes estrategias internacionales.

Las tres ONGD que presentamos este Informe subrayamos que el gasto en cooperación no es una partida prescindible, sino prioritaria y denuncian que el problema no es la falta de recursos sino su mala distribución. Un dato que lo evidencia: l as 300 mayores fortunas del mundo acumulan más riqueza que los 3.000 millones de pobres. Dicho de otra manera: un 4,28% de la población tiene más que el 42,85% de los habitantes del planeta.

Los constantes recortes en cooperación afectan directamente a la protección de derechos humanos. De hecho, estamos lejos de alcanzar los Objetivos del Milenio relativos a la salud: VIH/sida, malaria, tuberculosis, etc. Así, en lo que respecta al VIH/SIDA pese a un incremento del 19% anual en el acceso a tratamiento con retrovirales, estos sólo alcanzaron en los países en desarrollo al 55% del total de personas que lo necesitaban. Si hablamos de la infancia, el porcentaje cae al 28%.

Adiós al sistema de sanidad universal

Los recortes se han hecho también muy visibles en nuestro entorno . El pasado 2012 será recordado como el año del fin del sistema de sanidad universal en el Estado . Un sistema que era referencia en el resto del mundo por sus resultados y su eficiencia económica. Uno de los efectos evidentes de esta decisión es el incremento notable de la brecha social .

Las tres ONGD autoras del Informe advertimos de que siguen pendientes muchos objetivos en salud . Por ello, hacemos un llamamiento a todas las instituciones vascas, para que mantengan y refuercen sus líneas de financiación y para que cumplan con la Ley Vasca de Cooperación aprobada en 2007 .

 

Los comentarios están cerrados.