El Salvador

A raíz de un proceso de reflexión interno realizado en 2017 se vio la necesidad de ampliar nuestro trabajo por la defensa de los derechos sexuales y los derechos reproductivos en Centroamérica. El Salvador es uno de los países en los que decidimos trabajar, dada la alta vulneración de estos derechos detectada:
  • El Salvador sigue siendo uno de los países más violentos de América Latina. Esto se traduce en un alto porcentaje de feminicidios que va aumentando año tras año. Actualmente, más de 40 mujeres son asesinadas cada mes.
  • El país cuenta asimismo con uno de los porcentajes más altos de embarazo adolescente de América Latina. A esto se le suma que la mayoría de los casos son fruto de la violencia sexual, ejercida en la mayoría de los casos por gente cercana.
  • El Salvador es uno de los cinco países del mundo donde el aborto es ilegal en todos los supuestos, incluso cuando la vida de la madre está en peligro.
  • Los datos anteriores son algunos de los factores que inciden en el alto porcentaje de suicidios de mujeres, principalmente adolescentes y jóvenes de entre 15 y 19 años, seguidas por niñas de entre 10 y 14 años.
Por eso, desde 2018 venimos trabajando de la mano la asociación de mujeres Melida Anaya Montes y en colaboración con el Foro Nacional de Salud, la Red Alames y la Universidad Pública de El Salvador (UES), para incidir principalmente en la vulneración de los derechos sexuales y los derechos reproductivos. Para ello, nuestro trabajo se está centrado en:
  • El trabajo con las organizaciones de base, para que conozcan sus derechos y puedan incidir en su cumplimiento.
  • Sensibilizar y capacitar al sector sanitario, para que pueda contarse como un sector aliado en la defensa de dichos derechos.
  • Implicar a la Academia en el trabajo de incidencia para la defensa de estos derechos.
  • Fomentar el trabajo en red a nivel de Latinoamérica.