Noticias

Un tratamiento o vacuna contra el COVID 19 deberá estar sometido a «licencia obligatoria» o «expropiación de patente».
27 abril, 2020
(#COVID19) INDIA: Apoyo a mujeres y niñas marginadas y conversatorios en línea sobre el impacto de la pandemia
8 mayo, 2020
Mostrar todo

(#COVID19) EL SALVADOR: Estrategias ante la violencia machista


El Salvador, al igual que la mayoría de los países de la región centroamericana, se encuentra enfrentando la pandemia por Covid-19 en un contexto con altos índices de pobreza, desigualdad y con debilitados sistemas de salud pública que exponen a la gran mayoría de la población a la vulneración de sus derechos humanos, especialmente en materia de salud.

Nuestras socias en terreno nos cuentan que, si bien es cierto que el Gobierno de El Salvador actuó rápidamente con medidas de prevención lanzadas a partir del 14 de marzo, con un mensaje contundente de que en esta coyuntura es más importante preservar la salud y la vida que las ganancias económicas; las medidas tomadas, dirigidas principalmente al aislamiento y restricción de todo tipo de actividad educativa, comercial, laboral, asistencia en salud y otras que se han denominado “medidas de aislamiento social” han sido empañadas por un gran número de violaciones de los derechos humanos. Todo ello ha sido documentado por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y diferentes organizaciones de la sociedad civil. “Especialmente ha habido violación de derechos en centros de contención y hospitales, la detención arbitraria de personas, crisis en los sistemas penitenciarios, así como ataques contra medios de comunicación que han expresado críticas a las medidas del Gobierno, el cual en su estrategia ha establecido una dicotomía falsa entre la protección de la salud y la vida, por un lado, y el respeto a los derechos humanos, por otro lado”, nos comentan desde El Salvador.

La valoración de las ONG

Las organizaciones de cooperación internacional solidaria que trabajamos en El Salvador nos hemos reunido y realizado las siguientes reflexiones que permiten valorar la situación actual de la pandemia y las consecuencias que a un futuro inmediato enfrentará el país, las cuales pueden verse exacerbadas por las tensiones políticas que existen desde el intento de golpe al poder legislativo del pasado mes de febrero a cargo del presidente de la república:

  • Las medidas de confinamiento no toman en cuenta las necesidades y la realidad socioeconómica de la mayoría de la población salvadoreña que vive en condiciones de extrema pobreza, subsisten en el sector informal de la economía, con empleos precarios, economías agrícolas de subsistencia y que no aseguran sus necesidades básicas.
  • Según datos de organizaciones feministas, desde la declaración del estado de excepción ha habido un incremento de casos de violencia contra la mujer. Convivir en cuarentena con la persona agresora las pone en riego permanente y no trasciende del ámbito privado[1]. Con todo, se valora positivamente que está habiendo más denuncias de violencia contra la mujer, aunque desafortunadamente la protección no llega de forma oportuna, incrementándose el número de feminicidios. Desde la cuarentena van ya siete feminicidios y otros cinco más no tipificados como tal. Otro análisis importante es que son las mujeres las que se han visto más impactadas ante la crisis, especialmente aquellas que se dedican al comercio informal, servicios varios y otras actividades no formales que las excluyen de las medidas de compensación como lo es el subsidio de los $300 USD que el gobierno está otorgando.
  • Hay un abandono de la Atención Primaria en Salud (APS), ya que las respuestas del gobierno están limitadas a las medidas de aislamiento, diluyéndose así lo que debería de ser una prioridad, la protección de los grupos vulnerables (personas adultas mayores, embarazadas, personas con capacidades especiales, personas con enfermedades crónicas o inmunosuprimidas).
  • Está probado que una de las medidas más efectivas para prevenir el contagio del virus COVID19 es el lavado frecuente de manos y la limpieza frecuente de sus lugares de habitación. Sin embargo, la gran mayoría de la población salvadoreña no tiene acceso al agua para consumo humano y doméstico. El Foro del Agua El Salvador y la Alianza Nacional para la defensa del Agua manifiestan constantemente el desabastecimiento de agua potable en las zonas más populosas de San Salvador (que alberga a más de 1.7 millones de personas), denunciando que en el marco de la emergencia no se han adjudicado recursos para garantizar que la mayoría de la población tenga abastecimiento de agua potable y de uso doméstico para la debida higienización de los hogares. Por otro lado, se encuentran los sistemas de agua comunitarios que, en estos momentos y por las medidas del estado de excepción que vive el país, corren serio riesgo de verse afectados por falta de recursos humanos y materiales para dar mantenimiento a los sistemas, corriendo el riesgo de que más población carezca del vital liquido para combatir el virus.
  • Por último, la crisis actual de la pandemia y los efectos económicos de las medidas tomadas, realmente impactarán en mayor medida a las economías familiares de los sectores más desfavorecidos de la población, quienes subsisten de la producción y servicios de manera informal y de susbsistencia y que verán desmejoradas sus precarias condiciones de vida casi de inmediato.

Acciones en este contexto

De cara a la emergencia, y dadas las circunstancias actuales de confinamiento, estamos realizando acciones administrativas y de coordinación con nuestras socias locales para el reacomodo de los proyectos que tenemos en ejecución y los que estaban por iniciar, además de otras acciones que nos permitan seguir apoyando tanto al Ministerio de Salud como a los territorios a través del Foro Nacional de Salud/APROCSAL, la Universidad de El Salvador y Las Mélidas.

Por otro lado, en terreno están coordinando con la OTC (Oficina Técnica de Cooperación de la AECID) y la Embajada de España la gestión de salvoconductos ante el Viceministerio de Relaciones Exteriores para la circulación en casos específicos y para la distribución de ayuda que se logre gestionar en el marco de la emergencia.

Estrategias ante la violencia machista

Se ha continuado la intervención del proyecto con Gobierno Vasco denominado “Mejora del ejercicio de derechos sexuales y reproductivos en San Salvador y Cuscatlán, El Salvador”, con la mayoría de acciones de teletrabajo por parte de las compañeras de Las Mélidas y Luzmila Argueta, de Medicus Mundi. En el marco del proyecto y de las campañas de medios para la prevención de la violencia están desarrollando estrategias de comunicación para la prevención y denuncia de la violencia contra la mujer, habilitando la línea legal para la atención de llamadas y la debida asesoría y apoyo en la referencia a las autoridades correspondientes. Se está coordinando en el marco de la Resistencia Feminista el monitoreo de medios con los feminicidios ocurridos en la cuarentena y se está en campaña permanente de denuncia por la violación de derechos humanos, y específicamente en lo que respecta a la violencia contra la mujer en el marco del estado de excepción decretado por el gobierno.

*IMAGEN: Las cifras oficiales de COVID[2]

 

[1] http://ormusa.org/ormusa-la-violencia-feminicida-durante-la-cuarentena-domiciliar-obligatoria-por-covid-19-en-el-salvador/

[2] Datos oficiales de la página web del Ministerio de Salud de El Salvador https://covid19.gob.sv/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *